Thursday, May 31, 2007

Astenia.


Golosote el correo postal con la esperada edición Acantilado de “Vida de Samuel Johnson”, de James Boswell, de la que tan apasionadamente me habló Braulio G. Noriega hace unas semanas. Estoy ansioso por empezar con sus páginas un idilio largo y tendido, que hace tiempo que no tengo experiencias místicas y medio sexuales con un libro y ya me va apeteciendo un puntito.
•••
Estoy algo asténico [debe ser la primavera] y demasiado metido en mi curro. Ambas circunstancias me conforman como un tipo cansado de cara al otro [no es una imagen atractiva la mía en este momento] y me llevan agotado a la cama por las noches, hasta tal punto, que se da la circunstancia de que tengo mi brazo derecho lleno de heriditas que provienen de mi lucha solitaria y diaria en la cama [soy demasiado movido en el sueño y en el constante braceo me golpeo con un cesto de castaño que hay justo al lado de mi catre, el cual me deja lacerado el brazo]. Hasta hace unos días no caí en la cuenta de la procedencia de tales heridas, que ya me estaban haciendo pensar en alguna extraña enfermedad de la piel… Hasta ese punto estoy cansado.
•••
Al final, la vida entera es un constante deseo de expresión en el que jugamos a buscarnos, y lo hacemos para conseguir evadirnos de la realidad.
•••
Tomé café, como siempre, a las tres. Pero hoy fue distinto, y no sé si por predisposición propia o por disposición ajena, pues un no sé qué de erotismo invadía el ambiente, sugiriéndose en flor cada uno de los cuerpos femeninos que llenaban como sombras chinescas el horizonte de mi mirada.
El deseo es un estado interesante del hombre siempre que no se torne en material obsesivo.
Las formas vuelven a cobrar vida bajo las camisas y a marcar territorios semiexplorados bajo los pantalones, los escotes vuelven a sugerir y los labios a llamar sin voz, pero más fuerte. Las miradas ganan densidad y penetración, consiguiendo que el imaginario convoque a todos sus fantasmas desnudos y desate el canto lírico del fauno que llevo dentro.
El hombre es deseo y humores, pero más en primavera, cuando el universo pequeño que acota la mirada y el olfato se configura entre lúbrico y sórdido [lo lúbrico procede del exterior y lo sórdido es elaborado con pulcritud en la cabeza].
(22:31 horas) Larguísima la tarde, como el trabajo de intentar olvidarme de las curvas cremosas que hoy me mantienen tenso y hasta absorto. Soy humano y padezco por épocas [quizás sería más exacto decir por estaciones] ese dulce mal que convierte en sensual cualquier absurdo gesto femenino… y lo sobrellevo, aunque aparta la concentración de mi cabeza y mi realidad cercana se traduce en errores constantes sin demasiada importancia, pero sumamente molestos.
Cuando entro en este estado, me gusta analizarme como hombre [en su acepción más animal], y me veo bastante impedido, pues la cercanía de una mujer hermosa [siempre hablando de mis parámetros de hermosura, que no tienen mucho que ver con los estimados como standard] consigue que enmudezca y tome una pose llena de distancia que no sé controlar. Sólo entonces aparece la máscara de la ironía para posarse en mi rostro y desata en mi lengua un mar de palabras absurdas que suelen estropearlo todo. Con el tiempo he aprendido que tal estado deviene de un miedo cerval a la hermosura que, probablemente, arrastre ese temor que tengo sobre mí mismo en lo relativo a dominar mi voluntad de ser fiel a quien amo y me ama.
No disfruto entonces, no disfruto de lo que debiera ser simple deleite pasajero en la belleza que se presenta ante mis ojos, deleite de la vista y el olfato que me niego sin darme cuenta de que la vida me ofrece ‘momentos’ y no ‘vínculos’.
Larguísima la tarde… qué putada.
De Tontopoemas ©...

Wednesday, May 30, 2007

Un ciudadano bien informado cobra valor democrático.

En la vida [mirada desde la individualidad] es importante saber determinar qué es lo que estamos dispuestos a sacrificar [arriesgar] con la meta de ‘conseguir’ algo que realmente nos apetece [y no entro en la valoración de la apetencia]. Sabiendo lo que arriesgas estás en condiciones de medir perfectamente el tramo que acota desde lo que puedes ganar hasta lo que puedes perder. Así es más fácil la lucha, partiendo siempre de presupuestos por arriba y por abajo que se pueden hacer tangibles.
En política, a pesar de que el tempo político es absolutamente distinto a los demás tempos, resulta también de vital importancia que junto a los proyectos programáticos figure el presupuesto de los riesgos, y parece fundamental que dichos riesgos se le expliquen al ciudadano.
Abro esta entrada en los términos antedichos porque me preocupa la nueva situación política creada en mi pueblo a partir de las elecciones municipales, me preocupa la situación dejada por el gobierno del PP, los múltiples asuntos abiertos que están llenos de oscuridad legal y probablemente de un temible pozo financiero.
Parto de que ya sé hacia dónde quieren ir los pasos del nuevo grupo de gobierno, porque lo han explicado, aunque a grandes rasgos, de forma diáfana, pero me gustaría conocer al milímetro los riesgos reales que corremos por herencia y los probables que podremos correr por ejecución programática.
Por todo ello, me encantaría que una de las primeras labores del nuevo alcalde se centrase en darnos a los ciudadanos un claro estado de la situación con el fin de que conozcamos el punto de partida, y junto a tal información, aportar un solucionario con compromiso de plazos para hacer efectiva una base segura de partida hacia la nueva situación en la que se pretende colocar a nuestra ciudad.
Me encantaría conocer los siguientes datos:
• Obras públicas iniciadas y su estado de obra, condiciones legales y términos de financiación.
• Estado administrativo del personal municipal, detallando el empleo precario, el fijo y la situación laboral del funcionariado.
• Decisión sobre el Plan de Urbanismo y cómo se va a solventar el asunto de licencias pendientes.
• Estado de los convenios con Aqualia [y estado de pagos] y con Dorna.
• Situación económica real de las arcas municipales.
• Subvenciones, colaboraciones y ayudas concedidas, lo que se ha cobrado y lo que falta por cobrar.
• El Museo Textil. ¿Qué se hará con él?
• La Cerrallana.
• La Estación de Esquí Sierra de Béjar. ¿Por dónde se va a caminar en este tema?
• La Condesa y Barro Colorao… ¿Estado de la cuestión?
• Tráfico. (?)
• Cultura. ¿Se apoyará, magnificándolo, el Festival de Blues? ¿La Escuela de Música…? ¿La estación de ferrocarril y su centro de ocio…? [en este tema me gustaría hacer propuestas, que las tengo y potentes].

… y un montón de cosas más.
Informando al ciudadano por todos los medios posibles del estado de partida, sin demagogia y siendo pulcros en la información, se logrará que sea patente la visión de la jugada y todos tengamos los datos correctos para valorar cada movimiento de gestión que se realice [una buena idea sería utilizar el medio ‘público’ partidista del antiguo grupo de gobierno, “Plaza Mayor”, para hacer llegar esa información al ciudadano, dándole así otro sentido muy distinto al que hasta ahora tenía… también sería interesante dar en ese mismo medio voz a los demás grupos políticos con el ruego de que sólo lo utilicen para informar al ciudadano de una forma aséptica de su trabajo como oposición en el ayuntamiento].
De Tontopoemas ©...

Tuesday, May 29, 2007

Jamás es la victoria el final.

Jamás es la victoria el final de algo, porque los finales suponen extinción… La victoria debe ser siempre el principio de lo que ha de venir. Y no es buena ni mala, porque una victoria hay que hacerla posible justo después de asirla entre las manos. No hay que tomarla, hay que compartirla y llenarla de responsabilidad, hay que gestionarla y hacerla subir a los hombros de todos.
En la victoria deben buscarse cimientos de memoria que sean capaces de sujetarla, gentes cercanas que lucharon por ella sin poder degustarla, sentirla.
(21:42 horas) El misterio solo sirve para sojuzgar. Patente es su función en el plano religioso como acumulador de masas adormecidas… terrible resulta en política, tanto en las propuestas totalitarias [el líder se esconde tras un velo opaco y crea una parahistoria que suele rozar lo místico] como en las perversiones democráticas [políticos votados por el pueblo que invocan a lo oscuro por simplicidad para doblegar al contrario]… y ridículo deviene en el arte y la literatura, sirviendo como balsa de náufrago para los inútiles que no encuentran otra salida digna que no sea el hermetismo.
Lo malo del misterio es que funciona, funciona de puta madre y subyuga a la gleba hasta límites de auténtico peligro social.
Prefiero cualquier línea científica de pensamiento, por errada que sea, a una verdad sobrenadada en el halo mistérico.
De Tontopoemas ©...

Monday, May 28, 2007

Un después que ya es ahora.

Los bejaranos otorgaron ayer por las urnas un mandato municipal de cuatro años a la candidatura encabezada por Cipriano González. Estoy contento por tal circunstancia.
Cipriano y su equipo tienen ya lo suyo [de alegría por pasar a labores de gobierno, de dificultad por la herencia que van a recibir y de responsabilidad para gobernar de forma reflexiva, eficaz y para todos]. Y como tienen ya lo suyo, pues que yo prefiero dedicar hoy esta entrada a Ramón Hernández Garrido, al que imagino medio satisfecho en su dulce exilio lisboeta.
Resulta que ayer brindé por Ramón y por mi madre en la sede de la Agrupación Socialista Bejarana justo cuando conocí el resultado de la última mesa escrutada, una del barrio de La Antigua, y lo hice porque ambos contienen esa impronta de los hermosos vencidos que tan estéticamente marcó L. Cohen en su libro del mismo título, una impronta que me llena de sugerencia y de sensaciones agridulces, pero, sobre todo, que me encanta como modelo de resistencia.
El ‘valor’, a veces, es sobrepasado por los hechos, quedando de forma circunstancial en una sombra de dignidad que apenas alimenta otra cosa que la decepción y el cansancio. Cuando esto sucede, el único soporte posible reside en el tiempo, en saberlo gestionar y en cuidarlo como sala de espera de la que salir un día con la sonrisa puesta y vestidos de la tranquilidad que otorga la fidelidad a uno mismo.
Amigo Ramón, no vencen los hombres, jamás lo hacen, pues no depende de su valor intrínseco la victoria, sino que vencen las circunstancias [a las que no sabe dominar ni su puta madre]… ellas ubican o barren, elevan o silencian sin posibilidad de valoración lógica de méritos o deméritos [una circunstancia no contiene la capacidad de razonar]. Es algo así como el juego de los dioses que ha presidido, influyendo siempre, todos los más importantes capítulos de la Historia: todo dependía de que esos dioses fueran o no fueran propicios… El azar como variable definitiva y definitoria.
No es un buen día para estirar las palabras de largo [ando con graves problemas de concentración últimamente], por lo que me arrimo a la tirada corta y te dedico un breve florerito de pensamientos últimos, que van para ti igual que para mi madre. Son vuestros:
• La volubilidad es una capacidad de la culpa que aminora el dolor… pero también es una trampa.
• Sólo triunfa quien es capaz de sonreír ante sus propios fracasos.
• A la felicidad se llega por falta, no por abundancia.
• La coherencia admite errores, pero no claudicaciones.
• El mayor pecado social es el de connivencia.
• Nunca se está solo, aunque sientas la soledad… Mira al recuerdo de tus padres.
• El dolor es salvífico porque te indica que estás vivo.
• No te honrarán tus posesiones, lo harán sólo tus cercanos.
• No importa lo que digan… importa que puedan decirlo y tú lo facilites.
• Entusiasmarte es un signo de que estás siendo vencido.
• La mayor de las venganzas es, sin duda, el desprecio.
• La adulación hace despreciable a quien la practica.
• La agudeza es la aristocracia de la palabra.
• Esmérate en sufrir más por el dolor ajeno que por los triunfos de tu enemigo. Vivirás mejor.
• Un demócrata en el baño es un hombre solo.
• Siempre fue más dulce ser víctima que verdugo… pero a la larga [y si sobrevives].
• La disciplina crea conformistas… Sé indisciplinado.
• Un gran hombre puede ser cualquiera que se rodee de cientos de mediocres y les haga llorar o sonreír. Luego la grandeza sólo la otorga la mediocridad.
Saudade, hermano.
De Tontopoemas ©...

Sunday, May 27, 2007

Respuesta a un comentario anónimo de 'Censuralia'.

Ganó el Barça, pero no hay disoluciones de ‘yeles’ ni de odios, porque no va por ahí la cosa [vamos, que no preciso diluirme, pues ya lo hago en la palabra].
Primero hay que acotar netamente lo que es la expresión escrita y luego lo que supone el hecho manifiesto [sabiendo de forma neta que lo dicho guarda siempre una distancia indefinida con lo hecho].
A todo esto se le podría otorgar el nombre genérico de ‘reacción’, sin más. Uno reacciona ante los hechos manifiestos y lo hace en función de su capacidad crítica [poca o mucha y mala o buena], y tal ‘reacción’ se suele patentizar con más fuerza cuando llegan los días en los que el cambio puede hacerse efectivo.
La ‘reacción’ siempre crece como respuesta a un estímulo, y a mí, lo siento, me estimulan sobremanera José María Aznar, Acebes y Zaplana… y también me estimulan demasiadas cosas, tan cercanas, que me afectan directamente en el monedero, en la vista, en el oído y en el tacto.
Si ataco con ‘palabras’ es porque he padecido ‘hechos’ tangibles venidos de la situación política y traídos por los representantes políticos lejanos y cercanos. Quizás me otorgue el derecho de ‘decir’ el que alguno logró echarme de curros periodísticos en los que me ganaba unas pesetas para mantener a mi familia y que otros intentaron hasta cuatro veces el despido fulminante de mi trabajo principal [claro, no sabían que yo entonces estaba currando como autónomo]… y otras muchas marronerías que no me apetece contar ahora, pero que están aún en ese proceso de ‘hiel’ para otorgarme razones que empujen a mis palabras.
No sé cómo serán los que vengan, pero sé cómo son los que están, cómo actúan y en función de qué reaccionan. No me gustan y lo digo claramente… y a veces lo digo con crudeza porque me siento herido y atacado por sus palabras y sus hechos.
No va a diluirse nada porque nada debe diluirse. Debe acabar un ciclo y empezar otro, y ahí yo intento poner mis pesas en el lado de la balanza que me gusta, que es algo totalmente legítimo, y más si, cuando lo escribo, asumo contenidos con mi nombre, amigo anónimo.
De Tontopoemas ©...

Saturday, May 26, 2007

Crónica social a bote pronto.

Sarao arquitectónico para inaugurar el nuevo estudio de José Luis R. Antúnez, y a lo grande, que el niño ha hecho ya empresa con fundamento y estas cosillas hay que concelebrarlas porque sí, porque la vida debe tener estos ratinines para empujar los próximos empeños laborales. Hasta se mereció un soneto savonarólico.
Y nada, que el anfitrión se avino emocionado con un dos piezas cremita atusado con corbatón bluesero [estaba como más alto el jodío, y que no era para menos] para hacerle contraste a su musa, de elegante oscuro [preciosa].
Y para la crónica social, queden los contrastitos republicanos castañocanos frente a las premoniciones quenoganamos del diestro Riñones, el porte mexicano de corrido y Lucero junto a la camiseta marinera milrayas de un Garrido de calle, la sonrisa contenida y contusa más Hernández frente al look neoaznar de la postcultura, dos mohínes Mercedes conteniendo la seriedad Molina, merienda presociata de calderas y anas frente a danzas Segade de Gecobesa y queso, bancarios con señora –Gerardito y Josema–, el Guiness vascongado en su papel de fiesta… constructores, ubites, aguilares, deprados, varios Sánchez y un Gómez completaban la fiesta.
La merienda fue oronda, entre pija y moderna, dispensada con gracia por la unidad pedete movilizada en eso que ahora se llama ‘cáterin’.
Quedamos satisfechos [alguno hasta la bola].
Sea pues bienvenida la ampliación de espacio y se proyecten obras hasta el justito hartazgo.
Gracias por el afecto, la comida y el trato… por el vino también, que era del bueno.
De Tontopoemas ©...

Censuralia. [entrada rectificada]


Me llega vía mail el artículo de Juan José Millás que fue publicado por Èl País' ayer.
Transcribo:

•••••••
“El hombre”
JUAN JOSÉ MILLÁS 25/05/2007

El hombre en cuyos mítines se gritaba Pujol, enano, habla castellano. El hombre que enseguida comenzó a hablar catalán en la intimidad. El hombre que casó a su hija en El Escorial. El hombre que se fotografiaba con puro, copa y pies encima de la mesa al lado del emperador del universo. El hombre cuya mirada competía en penetración, agudeza e ingenio con la de Bush. El hombre que al dar una rueda de prensa en tejano inspiró la mejor campaña antidrogas de la historia (así te ves tú, así te ven los demás). El hombre que al alba, con viento favorable, conquistó heroicamente la isla de Perejil. El hombre que se apuntó a una ocupación ilegal. El hombre que mirando a los españoles a los ojos aseguró: créanme, hay armas de destrucción masiva. El hombre que profetizó que aquella invasión criminal pacificaría la zona. El hombre que el 11-M, tras deducir lógicamente que el atentado era una respuesta a su apoyo a la guerra de Irak, mintió y mintió a los españoles, intoxicó a los directores de los periódicos y engañó a las cancillerías. El hombre que frente al mayor atentado de la historia de España no convocó el pacto antiterrorista. El hombre que montó una manifestación sin negociar el lema ni el lugar ni la hora. El hombre que tras la derrota del 14-M corrió a la tele para decir que él no había perdido las elecciones, porque el candidato era Rajoy. El hombre que se apuntó a la teoría de la conspiración. El hombre que en sede parlamentaria habló de desiertos y montañas (nevadas). El hombre del Movimiento de Liberación Nacional Vasco. El hombre del sabremos ser generosos. El hombre del terrorismo no se usa en la lucha partidista. El hombre del responsable de un atentado es el autor del atentado. El hombre del responsable de un atentado es Zapatero. El hombre que tras dejar el Gobierno se paseó por el mundo hablando mal de su país, como un embajador inverso. El hombre que de joven no se atrevió a llevar melena. El hombre que estuvo en contra de la Constitución y del divorcio y del aborto. El hombre de fuertes principios religiosos. El hombre al que nadie dice a qué velocidad se conduce ni cuántas copas se toman. El hombre que asegura que no votar al PP equivale a votar a ETA. El bodeguero mayor de Castilla. El marido de Ana Botella. El inspector de Hacienda. El hombre. Vuelve el hombre.
••••••

(11:22 horas) Sí es importante lo que nos jugamos en estas elecciones, muy importante.
A nivel nacional, sin medir la tirada pequeña y mema de los concejalables, el país se juega que sigan los infectos fascistas con su puesta en práctica de la estrategia propagandística de Goebbels [ver http://es.wikipedia.org/wiki/Joseph_Goebbels]

•••
PRINCIPIOS DE LA ESTRATEGIA PROPAGANDÍSTICA DE GOEBBELS

*1. Principio de simplificación del enemigo único.
Adoptar una única idea, un único símbolo. Individualizar al adversario en un único enemigo.
*2. Principio del método de contagio.
Reunir diversos adversarios en una sola categoría o individuo. Los adversarios han de constituirse en suma individualizada.
*3. Principio de la transposición.
Cargar sobre el adversario los propios errores o defectos, respondiendo el ataque con el ataque. "Si no puedes negar las malas noticias, inventa otras que las distraigan”.
*4. Principio de la exageración y desfiguración.
Convertir cualquier anécdota, por pequeña que sea, en amenaza grave.
"Toda propaganda debe ser popular, adaptando su nivel al menos inteligente de los individuos a los que va dirigida. Cuanto más grande sea la masa a convencer, más pequeño ha de ser el esfuerzo mental a realizar. La capacidad receptiva de las masas es limitada y su comprensión escasa; además, tienen gran facilidad para olvidar".
*6. Principio de orquestación.
"La propaganda debe limitarse a un número pequeño de ideas y repetirlas incansablemente, presentarlas una y otra vez desde diferentes perspectivas, pero siempre convergiendo sobre el mismo concepto. Sin fisuras ni dudas". De aquí viene también la famosa frase:"Si una mentira se repite suficientemente, acaba por convertirse en verdad".
*7. Principio de renovación.
Hay que emitir constantemente informaciones y argumentos nuevos a un ritmo tal que, cuando el adversario responda, el público esté ya interesado en otra cosa. Las respuestas del adversario nunca han de poder contrarrestar el nivel creciente de acusaciones.
*8. Principio de la verosimilitud.
Construir argumentos a partir de fuentes diversas, a través de los llamados globos sondas o de informaciones fragmentarias.
*9. Principio de la silenciación.
Acallar las cuestiones sobre las que no se tienen argumentos y disimular las noticias que favorecen al adversario, también contraprogramando con la ayuda de medios de comunicación afines.
*10. Principio de la transfusión.
Por regla general, la propaganda opera siempre a partir de un sustrato preexistente, ya sea una mitología nacional o un complejo de odios y prejuicios tradicionales. Se trata de difundir argumentos que puedan arraigar en actitudes primitivas.
*11. Principio de la unanimidad.
Llegar a convencer a mucha gente que piensa "como todo el mundo", creando una falsa impresión de unanimidad.
•••

El acto del voto puede retirar a sus cuarteles de invierno a los instigadores de esta rememoración de las peores formas en la Historia, a la vez que detener el paso de ese nuevo y amenazador Aznar con intenciones renovadas de tomar el poder desde el exabrupto.
En lo pequeño, en lo local, pueden lograrse giros políticos que sean impulsores de importantes giros sociales que abunden en redemocratizarnos [redimirnos], sacando de las pequeñas instituciones a los actuales pequeños virreyes que han cambiado el diálogo y la gestión para todos por el silencio de los corderos y el feudo de ‘lo que yo diga va a misa’.
Que el acto del voto cobre valor dejándonos un plano político tan diverso como la sociedad española y que sea capaz de demostrar la inteligencia de los ciudadanos españoles como para detener y silenciar los intentos involucionistas de algunos jeques políticos de impresentable discurso y oscuras intenciones.
Me encantaría levantarme el lunes con una España plural y bien representada, capaz de expulsar a sus ovejas negras de las labores administrativas y políticas, capaz de depurar responsabilidades en personas y no diluirlas en lo institucional, capaz de encender un nuevo rumbo en el que cuenten de forma pacífica y dialogante las opiniones de todos y cada uno.
Confío, pero no fío.
(17:23 horas) A la hora de la comida apareció mi hija con un DVD del Partido Popular de Béjar que le habían ‘regalado’ en un acto musicomunicipal. Lo puso y nos obligó a verlo en familia: Alejo Riñones peroraba mientras yo le daba a los garbanzos con sus hemoshecho y sus vamoshacer hasta que me cabreé y ordené quitar la tele mientras estuviéramos comiendo.
El gasto propagandístico de este partido en Béjar ha sido grande durante la campaña electoral [el citado DVD, un libro a todo color, folletos, gaviotas informativas, programas, trípticos, papeletas electorales con sus sobres –a mi domicilio han llegado cinco entregas distintas de esas papeletas–… y todo eso sin contar los ‘Plaza Mayor’ especiales y otros asuntos con cargo al pecunio común]. Yo me pregunto a qué tanto gasto en esta tirada electoral. ¿Acaso lo ven negro y temen la derrota?
Al margen de sus temores, me gustaría conocer cuánto se han gastado en propaganda y el origen de los fondos de tal dispendio traído por el temor de perder sillón y mando en plaza… Como me gustaría saber también quién paga esas ediciones de estilo ciudad dormitorio que se reparten gratis bajo el titular “Ciudad de Béjar”.
El caso es que la niña me jodió la manduca y sólo fue capaz de arreglarlo el bueno de Alberto con un hermoso cuadro con poema [al verlo se me olvidó el marrón audiovisual y empezó el píloro a volver a su lugar de siempre].
Todo después de un café… con leche.
De Tontopoemas ©...

Friday, May 25, 2007

Cuarenta para la lírica.


Fue perfecto. Unas cuarenta personas encerraditas en La Alquitara con Javier Ruibal… “ya sabes que no te olvido, Habana mía…”.
Sigue siendo minoritaria la sensibilidad, y eso lo sabemos aprovechar unos pocos para nuestro gozo [a pesar de las pérdidas –hermosas pérdidas– de nuestro Miguel Ángel Sánchez Paso]. Cuarenta para la lírica y un ‘Havana 7’ con cola y el zumito de medio limón… cuarenta para la lírica sencilla y perfecta de un Ruibal como de calle y ‘Chester filter’… cuarenta para una lírica de hermosos vencidos [otra vez la casta Antúnez y su gente, los brotes Cosco, las tomas falsas de Luis ‘el médico’ y su santa, la pasión electrosana a los mandos, la cosita turriona, el boom hervasino –qué chavales, qué chavales–, las mediomaduritas mujeres que aún se saben alimentar de sensibilidad –las adoro aunque nunca hayamos cruzado una sola palabra–, algún despistado de copita y venga… y la gente Paso.
Javier, sencillamente magnífico, con esa voz que otros sería forzada y en él es natural, con esa poética de trovador hecha de mixtura caliente, casi tropical, y un no sé qué entre habanera y tres a la chica. Perfecto y como de otro tiempo en sus letras entre lo romántico y lo lúbrico, entre lo sensible y lo reivindicativo… ¡Perfecto!
Vuelvo a reclamar para Miguel el reconocimiento de este pueblo entrometido y tan dado al ninguneo, pero no un reconocimiento de ciudad y honor, sino un reconocimiento de apuesta y apoyo total. Ése.
(22:47 horas) Me cepillo un mosquito que me andaba jodiendo con el primer libro que pillo a mano, “1028 olas”, de mi Juanjo Barral. Aún no me he metido en su lectura y ya cuenta con una muerte en su cubierta [buen currículo para empezar, amigo Barreiros]. Y es que en estos días siento la mano asesina [o manchada, como me dijo el padre ofuscado de un político de mi pueblo hace unos días], porque no votaré al PP, que ya dijo el tonto de baba de don José María que los votos a otros partidos son votos para ETA.
Será imbécil… Digo.
De Tontopoemas ©...

Thursday, May 24, 2007

Me encantan los banquetes de carroña poética.

Últimamente le he pillado el gustito a una hora del día que jamás me fue propicia, las diez a.m.
Es la hora común del café con leche acompañado por Ríchar y Josema el bancario, como fijos, aunque cada día se van anotando nuevos añadidos que le ponen porritas al café y más de una sonrisa. Entre los itinerantes están el jefe de la guripa munícipe, un inefable empresario de pompas y sepelios, algún que otro funcionario de la casa grande, varios profesionales de sectores tan claves como el eléctrico, el de la construcción o el del gotelé y a veces mi arquitecto favorito, el niño Antúnez.
El ratito de las diez se me hace ya casi obligatorio para contar con la sensación de que el día empieza en condiciones.
Me gusta, coño.

(15:27 horas) Leo un ratito a W. H. Auden y no resulta muy de mi gusto en este momento [algo parecido me sucedió hace unos meses con Francis Ponge]. Por lo menos me ha dado tiempo a rescatar uno de sus poemas con el que me gustaría experimentar cuando llegue la tranquilidad de la noche [“Como el resto de fugitivos, como / las flores incontables que no saben contar / y las diversas bestias que no tienen recuerdos, / hoy es el día en que hemos de vivir. // Son tantos los que tratan de decir ahora no, / y tantos los que han olvidado cómo / decir yo soy y quienes, si de ellos dependiera, / estarían perdidos en la historia. // Honrando, por ejemplo, con gracia sentenciosa / la bandera adecuada en el sitio adecuado, / perorando entre dientes, como viejos sin gracia, / de lo mío y lo suyo o lo nuestro y lo de ellos. // Como si el tiempo fuera lo que ellos decretaban / cuando estaba adornado de tantas propiedades, / y como si temieran estar equivocados / si abandonan su afán de ser parte de algo. // No es extraño que tantos se mueran de tristeza / y tantos se hallen solos cuando mueren; / pues nadie se ha creído con gusto una mentira: / Otro tiempo tiene otras vidas que vivir.”].
Enredaré en esta tela de araña para buscarme un poema par que me dé gusto y ganas, para recrearlo con mis ojos y mis palabras propias, aún siendo siempre ajenas.
Disfruto destrozando los poemas de otros… armándolos de nuevo y luego destruyéndolos.
(21:28 horas)
RABOS DE LAGARTIJA

Las diferencias, los disgustos, las riñas, los cabreos… llegan siempre de los diferentes valores que cada uno le damos a un mismo hecho. El hecho está como un muerto de cuerpo presente, sin posibilidades de mutar o moverse, y nosotros nos despedazamos de forma absurda en tanto que lo valoramos.
Una ridícula pérdida de tiempo.
•••
La generosidad tiene un valor de mercado que ha de tasarse con inteligencia por quien la recibe [a veces el generoso lo es más por interés que por bondad].
•••
Necesito pistas de lugares, personas o cosas que me propicien olvido para poder llevar mejor toda mi miseria.
Hasta ahora sólo conozco la ironía como mejor método de olvido: desenmascararme y desenmascarar a los demás para reírme a mandíbula batiente de mí mismo y de aquellos ridículos ‘demás’.
•••
Al que más distancia pone se le ama más.
No es justo para el amante, pero sí para la distancia.
•••
Ser espontáneo es fruto de la simplicidad [dos circunstancias que pueden valorarse perfectamente en los extremos que marcan la inteligencia y la idiotez].
Y no pasa nada.
•••
La sensualidad, que es rechula, parte de la corrupción física de la sentimentalidad.
No entiendo.
•••
No debemos olvidar que la insatisfacción de lo que se tiene antes fue deseo.
De Tontopoemas ©...

Wednesday, May 23, 2007

la serenidad es la astucia de los lúcidos.

En la medida en que el tiempo pasa sobre mí, voy notando que soy más capaz de controlarme en los asuntos de pasión. Tal circunstancia suele apartarme del placer, pero también me evita pequeños dolores que no necesito, entre otras cosas, porque el dolor me va endureciendo poco a poco y a mí me gustaría llegar a mayor bastante blandito.
El problema fundamental de la pasión es que procede siempre de ‘la verdad’ vista como proceso de razón individual enfrentada a la visión contrapuesta del otro [que no tiene que ser necesariamente mentira]. De esa defensa de valores individuales ‘verdaderos’ [con calidad individual de ‘verdad’] y de su afirmación nace la idea pasional, que indefectiblemente lleva al enfrentamiento con el otro.
Quien sabe mantener su ‘verdad’ en el terreno de la serenidad termina extendiéndola, además de conseguir evitar esas disfunciones que perturban y que no son otras que el ‘placer’ de hacer valer tu idea como la más correcta o el ‘dolor’ de ver cómo el contrario se carga de razón frente a tus postulados sin que estos pierdan en su individualidad el valor de ‘verdad’.
La serenidad es la clave, la serenidad, colegas.

Tuesday, May 22, 2007

Erudición de la culpa.


Es todo un arte el saberse sacudir la culpa de encima y depositarla ‘ingenuamente’ sobre los hombros de otro, sobre todo si la culpa sobreviene del roce de dos cuerpos y contiene un engaño [además del genuino engaño del amor].
Tendemos a evitar la vulnerabilidad propia cargando el peso de nuestra culpa en otros que apenas puedan esgrimir una contestación [por incapacidad o por perplejidad].
Tengo que afirmar ahora y aquí que, mal que me pesa, soy un erudito de la culpa ajena y un mago en soportar la propia. Es curioso que siempre que he atacado con vigor y sin mordaza a algún personaje o a alguna institución [anoto aquí los seis años y medio al frente del semanario ‘Béjar Información´ y mis antiguas y múltiples colaboraciones en prensa diversa, tanto provincial como nacional] he salido airoso acatando mi ‘culpa’ [entrecomillo el término porque todo es relativo] con la frente alta y rematando en la mayoría de los casos con cierta brillantez [vuelvo a explicar aquí que no tengo abuela]. Sin embargo he sido siempre muy desafortunado en lo que se refiere a cargarme de culpas ajenas, y confieso que lo he llevado siempre muy mal, fatal, terriblemente mal.
Entre los centenares de culpa ajena que he tenido que soportar, han existido de corte literario, de jaez político, de oscura convivencia, de reflús religioso, de dimes sentimentales, de diretes económicos… de esas culpas brotaron intentos de despido, negaciones de curro, censuras periodísticas, silencios dolorosos, amenazas violentas o llamadas vespertinas llamándome de todo.
La última culpa llegó ayer sin pensarlo, dejándome absolutamente perplejo.
Sucedió que un cliente de mi empresa, quizá el de mayor montante económico en lo referente a sus encargos, requirió nuestros servicios para hacer una tirada de impresos de corte político con su marchamo en cabecera. Junto al encargo [indico aquí que nunca entro a valorar los contenidos de los trabajos de mis clientes a no ser que ellos así me lo soliciten] se hizo la salvedad de que nos encargásemos de buscar a alguna persona para realizar el buzoneo de esos impresos [enseguida me acordé de uno de mis hermanos africanos para tal tarea, pues le procuraría un ingreso pequeño, pero muy valioso para él].
El trabajo fue realizado en el plazo convenido con el cliente y entregado al mentado repartidor para que buzoneara. Hasta aquí, el relato responde con auténtica fidelidad a lo que sucedió: realizamos en tiempo y calidad un trabajo encargado y firmado por uno de nuestros mejores clientes y cumplimos sus indicaciones con respecto a la orden de reparto.
El documento referido [que antes de editarlo se había pasado por mi cliente como nota de prensa a todos los medios] era un escrito en el que se contenían serias acusaciones contra un político local [repito que tal escrito iba encabezado por el logo de la empresa que hizo el encargo].
Los siguientes acontecimientos son surrealistas, pues la persona a la que se dedicaba tal documento se personó ante mi africanito no sé si con el fin de sonsacarle o atemorizarle. Mi muchachón, que se sabe perfectamente la lección, enseguida le dijo que hablase conmigo, que él solamente realizaba un trabajo que yo le había encargado y que no tenía ni idea de lo que iba el asunto. Y el político se personó en mi empresa para pedirme explicaciones. Yo se las di con amabilidad y me dio la impresión de que lo entendió perfectamente, y también le indiqué que tan clara y diáfana era la autoría del escrito, que no acababa de entender cómo había molestado a mi chaval ni por qué me pedía a mí explicaciones, cuando lo normal sería personarse ante el autor o autores del documento o, en su caso, ponerlo todo en manos de la justicia.
Se marchó el político de mi empresa y me dio la sensación de que lo había entendido todo perfectamente, sobre todo que yo estoy en mi empresa para atender a mis clientes sin entrar en más valoraciones que las que puedan afectar a asuntos legales [en este caso, mi cliente asume los contenidos de su impreso con la firma de su empresa, por lo que yo no debo hacer otra cosa que trabajar y facturar].
Pues esta mañana, a primera hora, se presenta en mi empresa el padre del político, una bella persona por la que siempre he sentido afecto [y lo sigo sintiendo] y con la que me he llevado de maravilla desde que le conozco… absolutamente tenso, pálido, francamente malhumorado y preguntando a viva voz: ‘¿Quién es el responsable de la empresa?’. Me avisaron mis empleados para que saliera a recibirle y con voz nerviosa me dijo: “Te has ensuciado las manos… tú eres el responsable de lo que le han hecho a mi hijo… tú has mandado repartir esa mierda…”.
Intenté razonar, pero no aceptó ninguna de mis explicaciones y se fue airado diciendo: “Te has manchado las manos… y te vas a acordar de esto…”.
La reacción del padre del político me dejó bastante tocado, más cuando le conozco y sé que es un hombre amable y pacífico.
Mi pecado: Realizar con corrección un trabajo encargado por uno de mis mejores clientes y gestionar, también por encargo suyo, el reparto del mismo.
No entiendo nada. O sí, que para eso soy un erudito de la culpa.
De Tontopoemas ©...

Monday, May 21, 2007

Notas de experiencia.

Una cosa es el talento [mucho o poco] y otra es la utilización que se haga de él.
El éxito está siempre en la mano de la segunda opción y difícilmente se sostiene en la primera.
Por ende, ha de tenerse consciencia de que al éxito siempre le acompaña cierta turbiedad.
Utilidad y turbiedad, dos conceptos inseparables del éxito que llevan a un buen escritor a sobreestimar su talento y a sobrevalorar su habilidad para vestir las máscaras.
•••
Sólo se puede alcanzar la coherencia en la escritura cuando se ha completado la vida. Ya muerto quien escribió, su obra toma empaste y cobra sentido, nunca antes… Nunca antes.
•••
Un escritor racial nunca puede ser un educado caballero, pues su talento le dicta que los buenos modales solo sirven para obtener buenas respuestas [farsa en ambas direcciones]. La calidad de díscolo va irremediablemente asociada a la de magnífico escritor.
•••
La poesía pertenece siempre a la sociedad en la que crece el poeta, jamás al jodido poeta [siempre seremos testimonio de otros].
•••
La poesía no debe escribirse nunca para agradar, y si se hace con esa intención [ya vamos mal], debe contener otra oculta lectura que ensordezca.
•••
Un poema sí puede escribirse en defensa propia.
•••
Ser amable en la escritura no debe confundirse con doblegarse al otro.
•••
Para un poeta es indispensable tener cierto poso científico y una importante sensación de fracaso.
•••
Un poema debe ser incompleto para ser poema.
•••
Nunca te fíes del placer en la escritura, pues te dispone al autoengaño.
•••
Desvístete despacio frente a un espejo hasta que refleje tu desnudo. Luego, mírate a los ojos… Ahí está el poema.
De Tontopoemas ©...

Sunday, May 20, 2007

La lluvia.

Qué grave error es suponer que la desgracia propicia inteligencia y el dolor da alas creativas. Un mediocre sigue siendo igual de mediocre después de que le ataquen ambas circunstancias.
Sí es cierto que, en una mente preclara, la desgracia y/o el dolor pueden inducir al pensamiento profundo y llegar a obtener como resultado algún logro artístico, pero siempre como evasión y autoayuda, no como norma indefectible.
(11:06 horas) De pronto, un aguacero.
Suena el agua en los canalones y quito la música para poder escucharla con nitidez.
Las tormentas me traen siempre días de septiembre, guarecido en el templete del parque, asombrándome de la fuerza de la Naturaleza mientras intentaba unir ese sentimiento de asombro con otro de amor juvenil hacia la chica que entonces me parecía inalcanzable y hoy es mi compañera.
Pensaba entonces [lo recuerdo con nitidez] que el mundo era un espacio abierto a todas las posibilidades excepto a la de conquistar a esa chica que hacía que algo se removiera dentro de mí hasta el completo apocamiento y el silencio.
Pensaba constantemente en ella y montaba complicadísimas estrategias para intentar un breve contacto. Siempre se iba todo al traste por el estado de ansiedad que me crecía.
La lluvia me da alas, siempre me las ha dado, y la espero con verdadera emoción cuando presiento en el cielo que va a venir a visitarme.
(13:30 horas) La política no es sucia ni mezquina, son los políticos sucios y mezquinos los que le ponen ese tinte vidrioso, y todo por el poder y la pasta.
En este tiempo de elecciones municipales me parece inmoral el vacuo gasto en propaganda. Sólo en Béjar yo calculo que aproximadamente se gastarán entre los partidos litigantes unos 20 millones de las antiguas pesetas, en una ciudad que no llega a los 15000 habitantes y en la que los partidos mayoritarios tienen un suelo en votos claro, lo que hace que tal inversión se realice para un arco aproximado de 2000 votantes, cuando si a esos tipos les dieran las mil pelas del gasto en propaganda, seguro que asirían con más fuerza el compromiso de voto.
Contabilícese esta cantidad, sumándola, a otras similares en ciudades con un arco entre los 10000 y 20000 habitantes; súmese el gasto de ciudades con más habitantes, que será mucho mayor, y el de pequeños municipios, que gastan menos, pero son muchos. El monto resultante seguro que es desorbitado, y también seguro que con ese dinero se harían estupendas obras públicas.
¿No es inmoral este gasto en publicidad vana?… ¿Y no es más inmoral que parte de ese dinero salga de las arcas públicas de municipios que utiliza con prepotencia su opción de gobierno para derivar pelas municipales a su casilla electoral?… ¿Y no es aún más inmoral que tipos como, por ejemplo, Miguel Ángel Rodríguez se pongan las botas con las enormes contratas publicitarias que se derivan a sus empresas desde las administraciones públicas de su cuerda?
Me encantaría que alguien hiciera los números y nos los enseñase a los ciudadanos, y junto a ellos, los nombres de las empresas que han hecho sobres, caramelos, folletos, trípticos, pulseras, libros, vallas, pancartas… y los beneficios que han obtenido con ello [me valen todas las que hayan ingresado por estos conceptos más de 30.000 euros]. Y luego que averigüen cuántas pertenecen a los mismos grupos de empresas y quiénes son sus directivos.
Nos daría a todos la risa. Seguro.

(17:39 horas) En cuestiones de “la nada” soy bastante heideggeriano y muy sartreño, vamos, que comulgo con que su negación [la de “la nada”] es la misma que hace posible la existencia, siendo así la nada el elemento sobre el que se sostiene la misma existencia [a esto añadía Sartre la ‘impotencia lógica’ de resolver el dilema].
Sin saber resolver, pero dejando que el asunto me enrede, soy capaz de comprender enseguida algunas preguntas cercanas que suelen molestarme, y todo por cierto asunto de equilibrio aplicado a dichas preguntas que, si no tiene la capacidad de darme respuestas, sí que es capaz de hacerme eliminar caminos y quedarme con un pequeño jardín de dudas donde antes había un tupido bosque.

También es cierto que la realidad termina estando muy por encima de la dialéctica y las elucubraciones, y es ella la que acaba solventando por imperativo.
Por ejemplo, ante la inexorabilidad de una enfermedad, ¿cómo debo actuar? Sólo hay dos formas: sufrirla o disfrutarla. El desgaste físico será el mismo en ambos casos, pero la actitud mental será totalmente distinta. Debo, por tanto, disfrutarla… ¿Y cómo se logra eso?… Y yo qué sé.
Elucubrar es bonito y se basta en sí mismo, coño.
(21:45 horas) Vengo de ver con mis críos una función escolar en el Teatro Cervantes y sólo me quedo con la frase… “la han salvado los niños con su naturalidad” que le oí a un padre en la salida apresurada de la sala. Asunto para borrar si no fuera porque andaban por allí todos los PP’s con cierta cosita electoral [abusan].

(22:00 horas) Me encanta leer y releer a Cesare Pavese, porque su escritura es un compendio clarísimo y bien trazado de lo que yo quisiera escribir y de lo que pienso [confieso –creo que ya lo he hecho antes-– que “El oficio de vivir” es mi libro de cabecera y de consulta]. Cuando Pavese dice que a la poesía [a la creación] se llega desde el tedio, descubre la farsa y la trampa del escritor [del artista]. Sí, efectivamente, a la creación se llega desde el tedio, y ese tedio procede de la falta de vida activa, de la ‘serenidad’ [así la llama Cesare] en que acaba convirtiéndose el placer o el dolor cuando se hacen tediosos.
El creador produce porque no es capaz de vivir con intensidad; por tanto, su creación es el fruto de su fracaso como ser en movimiento, en vida.

* Sonny Terry & Brownie McGhee - Backwater Blues.
De Tontopoemas ©...

Saturday, May 19, 2007

Busco un refugio donde llueva constantemente.


A Alejandra Pizarnik le daba miedo de que se fuera el invierno [“Afuera hay sol. / No es más que un sol / pero los hombres lo miran / y después cantan. / Yo no sé del sol. / Yo sé la melodía del ángel / y el sermón caliente / del último viento. / Sé gritar hasta el alba / cuando la muerte se posa desnuda / en mi sombra. / Yo lloro debajo de mi nombre. / Yo agito pañuelos en la noche y barcos sedientos de realidad / bailan conmigo. / Yo oculto clavos / para escarnecer a mis sueños enfermos. / Afuera hay sol. / Yo me visto de cenizas.”]. A mí me da pavor que llegue el estío con su tiempo de luz que me hace cerrar los ojos [tener los ojos claros es una enfermedad que no tiene cura], con ese calor que me transforma en un ser pegajoso y lento y me deshace como poeta hasta que vuelven las lluvias y el frío.
Me desespera la idea de verano, que es para mí como una eterna idea de vacío.
(18:34 horas) Si ‘busco’ con seriedad, todo se me aparece trágico y terrible. Mi mar de dudas se hace peso muerto y no me deja avanzar.
La debilidad humana está, definitivamente, en querer trazar la vida con seriedad.
Sin embargo, si tomo un punto de vista lúdico para atacar a la realidad, logro convencerme de que avanzo y voy tomando pequeños triunfos.
La ironía es un arma deliciosa.

(23:30 horas) Esta tarde he estado leyendo a Mark Strand… “En un campo / yo soy la ausencia / de campo. / Siempre pasa / lo mismo. / Dondequiera que esté / soy aquello que falta. // Cuando camino / divido el aire / y el aire / siempre se mueve / llenando los huecos / que mi cuerpo deja. // Todos tenemos razones / para movernos. / Yo me muevo / para completar las cosas.”… y siento que hay algo que me acerca a él a pesar de todos sus ‘derechos reservados’ [el libro, “Aliento”, presenta en sus créditos el copy de cada uno de los poemas, uno por uno].
Yo quizás también me mueva para completar las cosas y luego ser la ausencia de lo completado, lo que sobra porque antes no estaba y luego no estará.
De Tontopoemas ©...

Friday, May 18, 2007

Entomología.

Ya he aislado el problema, mi problema con la escritura, y lo he aislado después de muchos meses de buscar en vano la razón de mi sequía. Después de “Esa intensa luz que no se ve”, un poemario en el que me sentí vivo y atinado, tome hacia la palabra cierta actitud entomológica [aquí está el término clave que me ha solucionado las dudas y seguro que me llevará a poner soluciones], de tal forma que tomaba [tomo] las palabras como maravillas coleccionables para clavar con sumo cuidado en la pared de mi estudio y deleitarme mirándolas. No caí en que las palabras, así usadas, están muertas, son carcasas incapaces de contener alma.
Me pudo la estética por primera vez [que yo recuerde] y he ahogado en ella toda mi capacidad creativa.
Me da rabia haber caído en la trampa de la entomología poética, y me siento vulnerable, porque siempre me afirmé en la poesía viva, en el indicio y en la claridad.
Todavía hay esperaza, porque un problema deja de serlo cuando lo localizas.
(21:56 horas) Entiendo que la mejor árnica para mí está encerrada en poder acumular todo mi ímpetu en un intento de arte, que debo ser obsesivo con esta circunstancia y empeñarme cada día en hacerla realidad. También siento que debo aprender mucho, estudiar constantemente, pero caigo agotado nada más que me pongo a intentarlo. Estoy poniéndome viejo y ya no es solo una sensación psíquica, es algo físico que va sucediendo y que se traduce, sobre todo, en que me duele todo el cuerpo cuando despierto de madrugada, en que me agoto al menor trabajo físico [también es culpa del exceso de tabaco] y en que decaigo donde antes era capaz de poner fuerza y sonrisas. Necesito con urgencia escribir un poema que diga todo esto con capacidad de extenderse, un poema hecho con las vísceras, con todo el agotamiento que acumulo, con la angustia que me llena cada día con más frecuencia.
El miedo para acometer ese poema, ahora, es el de caer en el absurdo exhibicionismo del poeta y volver a patentizar el decorado y no el sentimiento.
(22:35 horas) Acabo de subir a por tabaco al bar de arriba y he salido pitando al ver a toda la masa pepera con banderas diciendo que Acebes iba a pasar a tomarse unas cañas en ese local. Me jode que este tipo abyecto pueda pisar donde yo piso a diario y ocupar alguno de los asientos que me dan corto reposo en los cafeses. Me jode, de verdad.
De Tontopoemas ©...

Thursday, May 17, 2007

Czeslaw Milosz


Leo el poema ‘Encuentros’, de Czeslaw Milosz, y me quedo embobado: “Estuvimos paseando a través de los campos / en un vagón al amanecer. / Una herida rosa roja en la oscuridad. / Y de pronto una liebre atravesó la carretera. / Uno de nosotros la señaló con la mano. / Eso fue hace tiempo. // Hoy ninguno de ellos está vivo, / Ni la liebre, ni el hombre que hizo el ademán. / Oh, amor mío, ¿dónde están ellos, a dónde han ido? / El destello de una mano, la línea de un movimiento, / el susurro de los guijarros. / Pregunto no con tristeza, sino con asombro.”.
Nunca estuve tan cerca de este poeta como ahora. Ya cuando lo leí hace cinco o seis años me impresionó vivamente [dejé nota encendida de aquella primera lectura de descubrimiento], pero no como ahora, pues yo siento que fui quien señaló con la mano a aquella liebre que fue el tiempo y es la perdida razón de lo real difuminada en el recuerdo. Así estoy y así siento, asombrado y sin tristeza, vencido y añorando constantemente otro lugar, otra gente, otras circunstancias.
De todo ello me llega una extraña confusión que actúa como la adormidera, me detiene, me deja reposado mientras siento cómo me quedo rezagado del grupo en el que iba. Otros ya se detuvieron y nunca he vuelto a verlos.
De Tontopoemas ©...

Wednesday, May 16, 2007

La derecha minada [no miniada, ojo].

Anoche, charlando con mi hija sobre la idea marxista y sobre el monto actual de la democracia española, improvisando, me salió sin querer de la boca una idea brillante. El asunto iba de que en el sistema capitalista que tenemos como nicho, la izquierda sólo puede aspirar a meter pequeñas morcillitas que mejoren la calidad de vida [el estado del bienestar] de los ciudadanos obreros. En ese justo punto se me ocurrió como una premonición luminosa que la corrupción ideológica de la derecha procede principalmente de que poco a poco se está apropiando de ella la clase obrera [de momento vamos a llamarla la de los ‘obreros con ínfulas’], de tal forma que lo que antes se componía fundamentalmente de burgueses de clase, grandes empresarios tradicionales, cantamisanos y familias militares, ahora ha venido a poblarse de funcionarios mediocres, tenderillos, administrativos medios, obreros desclasados y curritos sin memoria. Tal circunstancia viene cambiando las bases y las formas, de tal manera que ahora ya no están en la derecha los mejor formados del capital, ni los más forrados de la sociedad, ni las más vivas fuerzas de los poderes militar, religioso y judicial… ahora aquella materia gris tradicional y conservadora duerme en sus cuarteles de invierno mientras ven con los ojos abiertos como platos que sus representantes institucionales vienen de la ‘abyecta’ masa contra la que lucharon a brazo partido por los siglos de los siglos, la masa obrera [mal que le pese cargar con ese título a esos ‘obreros con ínfulas’].
Esta circunstancia puede llevar en un plazo más o menos corto a vulgarizar tanto la propuesta de la derecha [antes siempre fue diletante del arte y sibarítica], que logre minarla en sus cimientos y destruirla como propuesta de lógica social en el sistema.
No hace muchos años, en mi ciudad, eran irremplazables en las listas electorales los educados fabricantes que conformaban la clase alta de nuestro pequeño sistema medieval; pero desde hace dos o tres lustros fueron desplazados por obreros sin ideología y sin norte de statu ni conciencia de clase [es perversa la definición, pero yo soy perverso] con una contundencia feroz.
Hoy, la lista diestra [de derechas, coño] de mi ciudad está liderada por un prejubilado de Telefónica y poblada por vástagos de antiguos emigrantes, gente de barrio, pequeños comerciantes, maestros de escuela, amas de casa, empleados de gasolinera, humildes funcionarios [en no todas las acepciones del término ‘humilde’], administrativos y algún que otro tipo de profesión liberal. Ninguno de ellos es sospechoso de pertenecer a la derecha tradicional, y muchos de ellos nítidos hijos del sufrimiento social que produjo el franquismo.
¿No es tal circunstancia un ejemplo claro de que los cimientos tradicionales conservadores se están minando con auténtico vértigo por esos individuos con pasado obrero y sin memoria?
Dejo este pensamiento hilvanado para que alguien intente coserlo con datos y verbo, pues no creo que sea para echarlo a basura sin darle un par de vueltas.
De Tontopoemas ©...

Tuesday, May 15, 2007

A veces atino a despertar entre sonrisas.

Medio me desperté con un café en el bar de arriba mientras charlaban los colegas de siempre de sus cosas y yo no era capaz de atenderles ni un segundo [mi poder de concentración matinal está cada día más mermado]. Unas crías del instituto –las de todos los días a la misma hora– jugaban a ser mayores en una supuesta [por mí] fuga de matices funcionarios. Se incorporó a la hora cafetera el grupo de trabajadores de la obra aneja [carpinteros, pintores, electricistas y un ingeniero técnico] y la charla se multiplicó como un bullicio. Yo seguí medio dormido [o medio despierto]. De pronto, sin atinar a saber de dónde llegaba la petición, oí cómo una voz femenina medio susurraba: “Por favor, me pones un bollito de crema”. Y ahí desperté del todo. El camarero, que estaba boquiabierto mirando una de las pantallonas de teúve en la que ponían una peli de terror, pilló un plato con una mano y con una pinza en la otra atrapó el bollito [todo con la mirada fija en la pantalla y la boca entreabierta], se detuvo un momento con sus dos manos ocupadas y por fin puso el plato sobre el bollito de crema, que hizo una cabriola, y sólo la destreza del camarero consiguió –sin dejar de mirar a la pantalla– girar el plato en un vuelo y pillar el bollito en el aire.
Me arranqué con una risa floja que se fue haciendo carcajada, poco a poco, hasta que ejerció su labor de contagio para acabar con todo el bar partiéndose el culo de risa.
Forma rechula de despertar la de hoy gracias a mi camarero de la suerte.
(22:26 horas) Todo pasa frente a mis ojos con velocidad y siento vértigo: las muchachas medio en flor, las nubes como menú del día, el verde surgido ayer en el monte de El Castañar como una magia, la muerte posada en las esquinas de piedra de las calles viejas bejaranas, una ambulancia, el tiempo, mi hija preguntando con ardor sobre su futuro universitario en Salamanca, las letras devueltas en el jodido banco de al lado, la vecina rijosa que me odia por mi coche, el lento trajinar de mis bueyes tipógrafos, la hermosa juventud que me da envidia… Siento vértigo e imposibilidad, pues percibo lo que va a ser y lo que ya no será, sin apenas poder pararme a procesarlo.
Todo este tráfago de miradas y gestos, de sucesos y lástimas, me excita hasta la falta de oxígeno. Y es que quizá ya no sé aprender de lo observado y lo mismo deba detenerme y encerrarme con mis vivencias viejas, beber de ellas, rumiarlas y digerirlas con la tranquila mirada del que sabe que no habrá nada nuevo porque no quiere que exista ya nada nuevo.
De Tontopoemas ©...

Monday, May 14, 2007

El 'otro' me está venciendo.

Soy yo y un ‘otro’ que me gusta menos y cada día emerge más. Ese ‘otro’ es práctico y más frío, también es algo diletante, como yo, pero muy incoherente con mis verdaderos planteamientos éticos. Me gusta y no le soporto, me puede y yo me dejo, me elimina poco a poco y yo apenas hago nada para oponerme.
Ese ‘otro’ ha crecido forzado por las circunstancias y ejerce de superviviente, adaptándose a cualquier situación y sin detenerse a valorar más aspectos que los que le lleven a dar pasos hacia delante. Me humilla, me veja, me deja desnudo ante la verdad y ante las máscaras. Me tiene atado por las muñecas y se está convirtiendo en mi peor obsesión.
No sé si seguir viviendo con él a medias o dejarme vencer y ser él para los restos, pues le va mejor que a mí, bastante mejor, mucho mejor.
(21:18 horas) Anoto recibí del libro “Cien días de mayo”, de Uberto Stabile, editado por Homo Scriptum, y de una hermosa selección de blues bajo el título “Blues del gato” [gracias, A.]. También un cuadro hermoso venido de la generosidad de José Luis Rodríguez Antúnez, y todo a cambio de un soneto.
(21:22 horas) La otredad, qué palabreja para nombrar la falta de unidad en mí o en los demás.
En el fondo no hay otro, porque el otro también soy yo, hasta el otro exterior, ya que lo modelo a mi antojo y lo despiezo desde mis mediciones.
Hoy volví al rol de todos los días, a escribirlo [describirlo] y a intentar comenzar por el primer punto de mi lista, pero todo se acaba en preguntas que no sé responder:
1. ¿Debo comenzar una novela o debo revisar la que ya lleva escrita cuatro años y anda olvidada en uno de mis cajones?
2. ¿Dejo de fumar o sigo en la brecha del humo?
3. ¿Hablo claro de una vez con todos o me quedo en este cómodo silencio de máscara?
4. ¿Me meto en un nuevo poemario o sigo simplemente con los días escritos?
5. ¿Dejo de quemarme en el trabajo o aguanto hasta que todo estalle?
6. ¿Quiero a mis hijos como son o como me gustaría que fueran?
7. ¿Escribo lo que pienso sobre la educación o guardo un educado silencio absoluto?
8. ¿Me apunto a aprender blues o sigo con los acordes de siempre, improvisando?
•••
Hoy vino a verme el señor de las moscas. Dejó las moscas esperando fuera de mi casa –no le gusta demasiado molestar, aunque siempre molesta–. Me pidió que mediara en su caso [una afrenta entre clases de insectos] con los seres de abajo –donde las moscas no llegan porque no sobrevivirían–. Dijo que aún no era tarde para mí si le solucionaba un engaño que sólo me afectaría en positivo. Le respondí que hoy no, que quizás otro día. Me ordenó que bajase hasta el fango y lo hizo con malas maneras. Yo bajé, pues le temo. Fui su ángel caído y seré su derrota.
Tengo miedo de que vuelva mañana.
•••
Si mis hijos supieran lo que tengo que ser para que coman cada día y lo que dejo de ser para que tengan lo que quieren…
De Tontopoemas ©...

Sunday, May 13, 2007

Yo también hago planes para la nada.

Cada día hago cien planes de futuro para intentar salvarme y cada noche se han frustrado todos y cada uno de ellos. Hago planes para dormir menos y escribir más, para obtener ese dinero que me falta a todas horas, para comer lo justo y no inflarme a magdalenas con leche, para conseguir que mis hijos vean su formación como yo la percibo, para llenarme de enconada voluntad, para no caer en los engaños diarios que me hacen más miserable y adormecen mi frágil conciencia… Pero todo se viene abajo con la noche, justo cuando hago balance y percibo netamente que no he conseguido mantenerme ni un minuto en los presupuestos del día. Todo se solapa y cada pequeño acontecimiento modifica sin piedad el orden prefijado para destruir el futuro que busco como una sed.
Intento sacarle partido a este desastre [fracaso] y a veces lo consigo. Es como un enfoque de cámara subjetiva, un enfoque de lo que es el mundo que juega a la proporción inversa: enfoco el mundo y se me desenfoca el ‘yo’.
Lo más curioso es que soy capaz de cumplir casi todos mis compromisos con los demás mientras que no atino a cumplir ni uno de los compromisos que me marco para mí. Es frustrante, a veces demasiado frustrante… y de ahí tantos decaimientos de ánimo y tan seguidos. Toda esta sensación de plazos vencidos sin resultado alguno me hace más solitario de lo que soy, porque, entre otras cosas, le echo la culpa al mundo cuando quizás sólo sea fruto de una inexorable genética heredada.
No tengo voluntad, es triste gracia.
(18:35 horas) Anoto constantemente y no entiendo nada hasta que pasa un tiempo largo sobre lo anotado; entonces, cuando algo empieza a suceder en el poso de mis notas, crece una necesidad urgente de buscarle forma física [gráfica], de llenarlo de palabras y de signos. Es algo así como si mi vida sucediera después de mi vida, como si alguien la hubiese sembrado unos meses antes y comenzase a florecer de pronto, con todo ya pasado y sin posibilidad de ser recuperado [sólo sé recuperarlo como material de memoria]. El resultante de este proceso es siempre contradictorio, pues se aúnan la clarividencia de lo ya vivido y la frustración de no poderlo revivir en el mismo instante en que sucedió.
De este proceso salgo siempre muy afectado, sin ganas de seguir mientras me grito en silencio: ¡Estás loco, Felipe, totalmente loco o mentalmente muerto! Entonces busco signos en la memoria con los que compartir mi frustración, mi desesperación. Busco noches de abril en las que la temperatura se hace excepción del invierno, busco tactos sentidos, busco horas pasadas con sensación de instante e infinito, busco canciones viejas que me hicieron saltar y me elevaron, busco la mirada de mis hijos en un día de lluvia… pero con ello no logro sanar, no olvido, porque no sé olvidar… incluso a veces llego a sentirme peor.
La sensación, entonces, es que siento cómo mi vida sólo me sirve como recurso literario, ya que en lo literario sí encuentra sentido, pero es un sentido ficticio, un sentido que no me sirve nada más que para sentirme Narciso y muerto.
También pienso a veces que este tipo de existencia que relato es muy parecido a la existencia de las piedras, que ‘están’, pero no ‘son’ sin un ser que las desprecie, las lance o edifique con ellas.
Mi estudio tiene más vida que yo, porque recoge mis cosas y las amontona, contiene mis libros, soporta mis dibujos y cobija mi cuerpo como un objeto más que sumar a su desorden.
(22:42 horas) Caigo ahora en la cuenta de que fui un niño feliz, absolutamente feliz, y todo gracias a mis padres, que me ocultaron el mundo con una pantalla de sonrisas y cosas hermosas que hacer, y gracias a mi abuela Antonia, con la que viví unos cuantos años de mi infancia y adolescencia. Ella me llamaba “mi compañerito”, me hacía natillas y me compraba los viernes cuatro tebeos que leíamos juntos. Mis amigos de aquel tiempo también fueron parte de esa felicidad porque ellos también eran felices.
No sé de que me quejo, pues no tengo razones, ya que, haciendo la cuenta, no creo que sumen un 3% los humanos que han conseguido vivir tres años seguidos en el estado feliz que yo lo hice. Llevo un buen bagaje y ya disfruté mi capital y sus buenos intereses.
Lo que me suceda a partir de ahora será de regalo.
Gracias.
De Tontopoemas ©...

Saturday, May 12, 2007

Hay que mirar lo positivo de lo negativo... y viceversa.

Anoto como recibido el libro “Relatos relámpago”, de la colección ‘La Gaveta’, con prólogo de Luis Landero y textos de José Mª. Cumbreño, Pilar Galán, Elena García de Paredes, Francisco Rodríguez Criado y Juan Ramón Santos. La edición es gustosita y el contenido parece chulo [estoy leyendo]. Gracias a José Mª. Por acordarse de este lector extraviado.
(17:36 horas) Entre tarjetas de boda, una encuadernación y tres clientes despistados se me jodió la mañana creativa que tenía prevista. No importó, porque me llamó mi Ángeles para que fuera a saludar al monjerío, que hoy celebraba medalla municipal con merienda incluida [felicidades a las monjitas y a seguir creciendo]. Me acerqué al sarao con el fin de abrazar a mi sor Pino, una mujer de danza flamenca y reaños guardeses con la que me llevé de maravilla mientras colaboramos en eso que se ha dado en llamar ‘comunidad educativa’. Estaba guapa y feliz. Junto a ellas, las fuerzas vivas a tope y a saco [unos y otros], de domingo y de uniforme… los ‘otros’ buscando votos como quien no quiere la cosa y los ‘unos’ representando como se debe en estos casos.
Fue bonito encontrar en otro ambiente al don Pedro Cubino, hermoso ver a Ana de cáterin, a Raúl sin cocina y a Dani de medio recreo. Pieldetoro se va integrando en el tejido del pueblo como sin querer.
Y me di cuenta de pronto que entre el profesorío [de directo o de consorte] hay un par de electorandos afiliados a la derecha bejarana. No sé si eso será bueno para el centro [lo mismo sí]… A mí me da mal rollo… ¡Bah!, no importa.
El caso es que me gustó reencontrarme con algunas monjas con las que he trabajado hace algunos años de muy buen rollo… las encontré a todas francamente bien en todos los aspectos. Enhorabuena al cole de mis niños y a la gente que lo lleva, deseos de mejora constante y de avance tranquilo, paciencia y a seguir cabalgando sobre las dificultades.
(23:29 horas) Lo malo de los hombres es que estamos justo donde creemos estar cuando estamos mal, y no atinamos a estar donde debiéramos estar cuando estamos bien. Lo único positivo de esto es que seamos conscientes de tal circunstancia [tómese como reflexión electoral y como reflexión de vida, que para ambas sirve].
De Tontopoemas ©...

Thursday, May 10, 2007

Desde la patología a la excelencia.

Sobresalir en algo contiene siempre cierto asunto patológico, y eso es bueno, porque la ‘enfermedad’ [ojo, que he puesto el término entre comillas] supone la salida de los límites de la normalidad [puede ser por arriba o por abajo]. Son enfermos tanto el eufórico como el triste, y por eso sobresalen.
Para que el mundo avance se necesitan enfermos de atar… y que nadie se plantee sanarlos.
De Tontopoemas ©...

Wednesday, May 9, 2007

Historias de cama.

Hoy me he sorprendido a mí mismo haciendo las camas, pues estaba disfrutando en tal manualidad cuando para mí siempre ha supuesto un molesto trance meterme en este asunto diario y familiar. No es que mis capacidades, mis filias y mis fobias, estén cambiando, no, sino que ya no siento las labores domésticas que hago como una obligación impuesta, sino que percibo cómo abundan en mi bienestar en la casa.
Existen otras labores que hago con las que me sucede lo mismo, y ello me demuestra que estoy entrando en una fase de tranquila aceptación de mi ámbito que me ayuda a seguir tirando adelante despacito, pero también que hay algo externo que está queratinizando y conformando un estado de endurecimiento que me dificulta llegar a la poesía, al sentimiento poético, igual que lo hacía hace cuatro o cinco años, cuando mi tiempo se dedicaba en exclusiva a darle vueltas a mi mirada literaria y lo demás tomaba tintes de accesorio.
Lo mejor es que cuando logro ablandarme y perpetrar un poema, se multiplica el gozo de conseguirlo.
Tiene cojones que el hecho prosaico de hacer unas camas me lleve al pensamiento que acabo de expresar, pero lo siento así y procedo también así.
(19:43 horas) Miro a Mª Ángeles y sé con precisión qué es el amor, aunque aún soy incapaz de poderlo explicar con palabras.
(22:25 horas) Cualquier imaginario individual o colectivo es mucho más pobre que la realidad. Sin embargo, se tiende a pensar lo contrario, entendiendo que la fantasía ocupa un campo infinito al que no puede llegar la realidad.
La realidad es fantástica en sí [aún más fantástica que la idea de fantasía], porque juega constantemente a no ser verdad, a no mostrar verdad.
Sólo en el plano individual somos capaces de percibir la realidad [nuestra realidad, claro], y vernos desnudos ante nosotros mismo hace que entendamos que cualquier desarrollo imaginativo no llegue ni de lejos a nuestra exacta presencia física, sentimental, moral o ideológica.
Yo me asombro cuando hago el trabajo de mirarme con calma y con ojos sinceros. Soy mucho más, menos, mejor y peor de lo que pudiera llegar a imaginarme.
De Tontopoemas ©...

Tuesday, May 8, 2007

Los defectos son la dulce perversion de la virtud.

Recibo mail molón de mi hermosa amiga Nati de la Puerta, esa hacedora de literatura infantil con fundamento. Me encantaron sus libros de familia y los recomiendo a todos los padres con ganas de educar bien [ver editorial Afortiori]. Mi hijo Guillermo alucina con una de sus ediciones [“La rana roja”] y me hace unas preguntas extraordinarias sobre la familia que en ese cuento se forma [gracias, bruja piruja sin tarta en la cabeza].
(22:46 horas] Es hermosa la lucha de intentar transformar los defectos más enconados en pequeñas virtudes; una lucha que me encanta librar cada día conmigo mismo y de la que siempre salgo ganando algo interesante; lo mejor es que soy capaz, cada día con más frecuencia, de hacer un diagnóstico más o menos atinado de los infinitos defectos que padezco. De esa lucha logro a veces entregarle a la noche algunos pensamientos positivos que me sirven de árnica y me ayudan a dormir.
De Tontopoemas ©...


* Dayna Kurtz cantando "Another Black Feather" [va para Nati, coño]

Monday, May 7, 2007

Electoralia [II]

Leo en ‘Bejar.bizz’ diversas valoraciones sobre el arco electoral bejarano y decido elucubrar un ratito.
1. Tengo claro que Raúl puede ser bisagra, lo que, desde mi punto de vista, le hace tener más posibilidades de ser alcalde que Alejo, sobre todo si se confirma, como he leído en algún foro, que ha sido despedido de su empleo por cuestiones políticas y cesó en su curro el miércoles pasado [también es cierto que todo depende de cómo gestione Raúl esta información y cómo le acompañen en esa gestión los demás partidos].
2. Tengo claro también que UPS va a sacar más votos que en su anterior exposición al público [no en vano van más bejaranos en su lista y algunos de bastante más peso que el anterior votando], y considero que esos votos saldrán mayoritariamente de la cartera del Partido Popular [no se olvide que este partido está claramente adscrito a la nueva derecha moderada autonómica], lo que beneficia a sus contrarios, y principalmente al PSOE.
3. No confío nada en que IU pueda subir de sus últimos números, por lo que estimo que los votos que reciba serán votos ‘perdidos’ [votos que deciden siempre en perjuicio o beneficio de sus contrarios… fundamentalmente perjudican al PSOE].
4. Tengo muy claro que el Partido Popular va a bajar bastante, entre otra cosas por el natural proceso de desgaste que traen tres legislaturas seguidas gobernando [eso sin valorar sus conflictos conocidos].
5. Me da en la nariz que Cipriano es capaz de arrastrar bastantes votos por sí mismo, por su talante y por su perfecto movimiento en la calle, lo que ya, sin más, le aportaría un concejal [o dos] que sumar al anterior conteo electoral. [Cierto es que el PSOE pisó su suelo electoral en las últimas elecciones y que sólo puede ir a más]*.

Con todo lo expresado me atrevería a dar por buenos dos resultados:
8 PP – 8 PSOE – 1 UPS
7 PP – 9 PSOE – 1 UPS

Y no me expreso por preferencias personales, sino por un análisis [bastante vaporoso, eso sí] de la situación actual. Creo, por tanto, que se va a jugar fundamentalmente con tres concejales, lo que indica que todo va a radicar en hacer cambiar de posición a 1.500 votantes bejaranos. El quiz de la cuestión andará alrededor de quien analice mejor la situación y ofrezca los mensajes más claros.

*RECTIFICACIÓN A ESTA ENTRADA

Afirmaba en esta entrada que mi análisis era "bastante vaporoso", y no mentía, pues me equivoqué de lleno en una de las últimas afirmaciones.
Quiero rectificar eso que dije de que: ˝Cierto es que el PSOE pisó su suelo electoral en las últimas elecciones". La realidad es como sigue según la información que acabo de recibir:
El peor resultado del PSOE en unas municipales, de forma porcentual, fue en mayo del 95 con un 35,26%.
Si se toma por votos recibidos, fue en junio del 1999 con 3.298 votos.
Si se toma por número de concejales, fueron en mayo del 95 y junio del 99 con 6 concejales.
En mayo del 2003 se subió algo en votos y en porcentaje, se sacó un concejal más, 7.
También es justo aclarar que Ramón Hernández Garrido sólo encabezó la candidatura del PSOE en 2003, fecha en la que se inició el repunte de votos para el Partido Socialista.

Pido disculpas por la utilización del dato erróneo y me afirmo en el resto de esta entrada.


De Tontopoemas ©...

Sunday, May 6, 2007

Electoralia


Ayer eché la tardenoche en asuntos de campaña, y lo hice con felicidad, recreándome en la suerte. Se presentaba la candidatura PSOE en el Convento de San Francisco y me tocó hacer las fotos del grupo, que me lo había pedido Cipri.
Sentí ilusión y cierta prevención para expresar el análisis de lo que pueda llegar: ilusión, porque se trabaja en un ambiente positivo y sosegado, que ya es para nota tal y como están las cosas, y prevención por asuntos tales como el voto jubilado, la decisión de los jóvenes y la proyección de UPS.

AGUADA SAN FRANCISCO

Armaban los arcos sanfrancisco un pleno al quince al que sólo le faltó Jesús Caldera. Demetrio Madrid, mayor de cojones, dejando su impronta de ética política por los sacros rincones del convento [no le abracé por purito pudor, pero le tengo ganas] mientras iban llegando dinosaurios mezclados con los nuevos valores (?) y gente ilusionada [la de siempre jamás].
Hicimos la sesión sin estridencias: el grupo en entreluz con toma al frente, grupo con fuente al medio, el grupo apretadito en toma semicenital… Posaron bien, que no es un mal principio [y aunque la luz ya era baja, las tomas fueron realmente aceptables].
En los previos al acto pude besar a mis padres y a mi tía Toñi, mirar con desconsuelo y buen recuerdo a Belén y señora, charlar con don Higinio [Mirón de los mirones], saludar a Miñana, reír con Ana un rato, picar a mi Marina, hacer reír a Cipri [en tal trance era fácil], saludar al alcalde de Guarda de parte de Ramón, ver turbarse a mi Alba… Y empezó el acto con un duro [largo] discurso de corte historicista del mayor de los Paso [es de recibo a veces ser breve en estos actos]… y luego el tal Melero, que me echó de la sala sin más [la culpa es algo mía –no toda–, pues aún tengo clavada la expulsión que sufrí del mismito Adelanto por hacerle un artículo]… el caso es que me salí al amor de un cigarrito y me abracé a mi César [que hacía ya mil años que no nos abrazábamos], reí con Lola un rato, le hice una foto a Juanito Caldera y me tomé unos callos con Cesarín y Antonio en El Bodegón.

En fin, que veo oportunidad si algunos como Melero no se meten por medio, si dejan que Cipriano module su campaña y dé mensajes claros, que los tiene y a cientos.
Salud y suerte.

(16:19 horas) Palabras para el colega Cipri: La mejor forma de defenderse radica en escoger el enemigo preciso de antemano y meterte en un problema sabiendo que es un problema. El sufrimiento viene siempre de la ignorancia y de la sorpresa, de no haber medido que en la esquina siguiente hay un fracaso posible o un puñal con grave querencia de tu espalda.
Si escoges el enemigo incorrecto, dejarás tus flancos al raso de los golpes.
Otra forma de defenderse, amigo, es la literatura. Decir con ella a todos, incluso a la vida, que sabes sus dobleces, que entiendes su proceso destructivo, que anotas sus carencias y haces rol de sus sórdidas miserias. También está la risa, amigo Cipri, hacer de todo chanza como si no importase, mientras tomas lo bueno como propio y el resto lo derrites en sarcasmo.
Así pues, compañero, mide bien la estrategia que precisas, sopesa con rigor a tus contrarios y no pienses que estás a salvo nunca. El enemigo es pequeño sólo si tienes bien trazada su geografía.
(22:07 horas) Mierda de ‘Spiderman III’. La tarde perdida con Malick y los críos viendo ese petardo de película. Gracias a que hicimos acopio de palomitas y gominolas y nos dimos un banquete a oscuras. Mi Guille medio dobló, y eso que es un crío de miedos y asombros.
(22:12 horas) La catarsis del arte o el arte catártico, amigo Alberto, es un aspecto interesante sobre el cual debiéramos charlar alguna tarde. Esa idea de destrucción/autodestrucción buscando salida en la palabra o en el gesto plástico es algo que me inquieta, pues no sé si en muchos de mis planteamiento expresivos [y en los tuyos] hay algo de eso flotando constantemente.
A veces un dolor me llega hasta el punto insoportable de pensar en caer vencido; es entonces cuando afilo mis palabras e intento usarlas como esa bomba atómica que elimina lo propio y lo ajeno. Y mi suerte es la palabra, verbalizar lo que de autodestrucción me llena y, por tanto, evitar así el plástico romperse de lo físico.
Tal salida verbal me equilibra siempre, pero jamás sopeso si es desequilibrante para otros.
De Tontopoemas ©...

Saturday, May 5, 2007

Las metas sirven para alumbrar distancia.

Mi meta en la vida es percibir con claridad todo lo que me rodea, saber cómo y para qué debo trabajar con esa percepción clara, acompañar a mi pensamiento en el proceso y dejar que el resto del mundo vaya a su bola sin que me haga caer en sus trampas ni embeberme con sus estúpidos señuelos.
Algo es algo, colegas, que a punto de cumplir los cincuenta sepa, por lo menos, cuál es mi meta en la vida.
Otra cosa muy distinta es que llegue siquiera a acercarme a esa meta utópica. Quizá me hicieran falta mil años… Lo llevo chungo, ¿eh?
(11:50 horas) Debiera escribir un libro con el título [parafraseando a Roger Wolfe] “Días perdidos en el teléfono móvil”. El caso es que no entiendo estos cacharros mágicos y esta mañana me he pasado dos horas enteritas de reloj intentando cambiar el pin al nuevo terminal que me han colocado unos tipos de Orange. No lo he conseguido, claro, por lo que tendré que hacer un esfuerzo ímprobo y mnemotécnico para memorizar otros jodidos cuatro números. Ya me había acostumbrado a mi Motorola negro y planito, y ahora tengo un Motorola granate y más planito, con mp3, vídeo, internet, bluethooth y otras mil mingadas que no sabré utilizar jamás… y lo peor es que el móvil es una cadena cabrona y dura que me hace estar localizado constantemente con la consecuencia de privarme de la poquita libertad que me viene quedando.
Odio los jodidos celulares.
(13:29 horas) Pillar tabaco supone subir al bar y exponerse a las miradas de la gente. Ahora no me apetece tal exposición, aunque me muero por un cigarrillo colgando de mis labios. No me apetece porque llevo toda la mañana de compras con mi niña y se me ha pasado el tiempo en un saludar constante que cada día llevo peor. La primera etapa fue en ‘Jusán´ para pillar tejanitos y alguna camiseta. Los tipos son encantadores y tienen muy bien trabado el tema de la venta con encanto [me recordó viejos tiempos estar allí, mis tiempos de vendedor de bragas y sostenes]. Mientras la niña se probaba mil trapos, yo miraba curioso entre los percheros para quedarme anonadado con los caminos de la moda: otro jodido mundo sin criterio. Saldamos con unos tejanos de pitillo y una camiseta blanca de tela de calzoncillo. La niña estaba mona, porque es mona, y yo bajé la cabeza al soltar la gallina y aún no la he levantado. Luego a la zapatería: ‘Calzados Hernández’, otro fiera del mostrador con swing y años de experiencia [cada día soy más de las tiendas pequeñas con atención personalizada… a las grandes superficies que les den bien por el culo]. La moza lo tenía claro, zapatitos de tacón acharolados con la punta mocha y partida a lo B. Boop. No tardamos nada en comprar, pero no pude levantar la cabeza [dije que aún la llevo caída] a la hora del apoquine, que no gano para gastos.
De vuelta a este santuario, mil saludos, doscientas paradas y muchas sonrisas. En el fondo me gusta que la gente muestre el afecto y lo verbalice, pero me agota, me agota mucho.
(16:29 horas) Arde lo perecedero para hacerse eterno y mientras no arde se eterniza. Me dejó hace un par de días el amigo Fabio un libraco raro de cojones que lleva por título “Matarile”. Me descojono mirándolo y leyendo algunos de sus párrafos, me admiro por los tipos que han conseguido que la Junta de Castilla y León y la Diputación de Salamanca pusieran pelas en este curro jevi y jugosísimo y me acuerdo de la movida del PP extremeño con el colega JAM Montoya [aquí tienen tajada los contrarios con las dos instituciones cutres del interior peninsular… tajada y sobretajada –para ellos, por ejemplo, la gráfica página 338 o las historias de Cagon and brother, o la pág 197 de Rebecca Junker, o la 243 de Enrique Marty, entre otras–]. Mucho más estética era la erección del Cristo Montoya, más estética y más lúcida. Vaya entrada para el león castellano, por detrás y sin lubricar.
Mi enhorabuena, en todo caso, por este atrevido trabajo, a Fernando Castro y a Domingo Sánchez Blanco, y mi más cáustica felicitación al diseño de Fabio R. De la Flor. Con dos cojones… y un palo.

(17:00 horas) Hace unos días me preguntaba un amigo en Punta Umbría [más bien se preguntaba a sí mismo en mi presencia]: ‘¿Cómo encontrar un público para mi escritura?’. Yo le contesté enseguida: ‘¿Pero es necesario un público? La escritura debe fluir libre y el fruto de ella debe quedar al pairo, para que se utilice o se silencie…’. El colega insistió: ‘Es fundamental encontrar un público, Comendador, seres que te lean y sientan contigo y a partir de ti?’ Yo me detuve un momento –íbamos paseando por los aledaños del puerto– y le dije: ‘Si quieres morir de esto, amigo, sí, es necesario que encuentres un público que te asesine… pero si quieres vivir de la escritura, lo mejor es que encuentres un editor con pelas y dispuesto a invertir en lo tuyo. Lo sacará adelante por malo que sea’. El colega torció el gesto y me dijo airado: ‘¿Estás sugiriendo que escribo mal?’. Contesté: ‘Claro’.
No volví a verle durante el resto de mi estancia en Punta.
De Tontopoemas ©...

Friday, May 4, 2007

Ser feliz es no serlo.


Martillos todo el día sonando en el piso de arriba, parece que habrá hotel para estrenar en junio.
La mañana fue lenta, como los tristes bueyes mesetarios sometidos a un yugo de labranza. Maqueté medio a salto de mata páginas de una agenda para el colega Diego Mesa, decaí con la exacta visión de mi cuenta cajaduero, me evadí tuneando un furgón lineatrés con tipografía paloseco en color blanco, compré el pan y recogí a mi muchachón en la puerta del cole. Arroz a la cubana en microondas, dos plátanos de postre, fregar los cacharrillos, adecentar las camas y una siesta en sofá con tres cojines [dos cojones]. El café en pieldetoro con ganas de sonrisas, pero no había nadie que riese mis gracias [si es que me queda alguna]. Camareras comiendo ensalada de canónigos, las tres teles flipando su melopea diaria de rajóis y marbellas, de sofías y muertos. Me entregué en cuatro sorbos por terminar deprisa y huí hacia donde estoy para esconderme un rato.
La tarde se presume aburrida de larga. Volveré a maquetar por no hacer otra cosa.
(22:17 horas) La tarde fue de etiquetas de botella sin mensajes náufragos, de pancarta 16x2 y de milongas electorales hasta que me llegué a esta Dayna Kurtz interpretando el ‘Everybody knows’ de mi Leonard Cohen en la que estoy ahora como meciéndome en el fin de semana que se aviene como un torrente de tranquilidad en el que sólo tengo el curro de ir a comprar ropa con mi hija [sólo quiere comprarse ropa si estoy yo] y de ir a ver una peli al cine con Guillermo.
(23:00 horas) ¿Por qué una historia tiene que ser natural y lógica?, ¿por qué debe discurrir por terrenos parejos a los de la vida? Decían de Dostoievski que era un escritor anecdótico y que sólo su ‘Crimen y castigo’ se arrimaba a la norma de lo natural. ¿De qué sirve escribir en parámetros de realidad siguiendo un proceso temporal bien articulado? Deshacer y pegar sin una norma por la que regirse es mucho más luminoso.
De Tontopoemas ©...